Los emails corporativos suelen tener poco espacio de almacenamiento, con lo cual se satura la bandeja de entrada impidiendo que lleguen nuevos correos.  Por eso voy a explicar cómo guardar los correos en servicios en la nube como Dropbox o Mega entre otros, usuando el cliente de correo Thunderbird.

Para quien no lo sepa Thunderbird es un cliente de correo de la fundación Mozilla y es software libre.  Es una buena alternativa frente a Outlook u otros clientes de correo del mercado.

Realizaremos este proceso en unos sencillos pasos:


PASO 1: Crear la cuenta

Archivo>nuevo>Cuenta de correo existente



Continuar

Config. Manual

cambiamos el correo entrante IMAP por POP3



y ya vemos que nos aparece la cuenta que hemos creado en la columna izquierda de Thunderbird



PASO 2: Crear nuestra carpeta en la nube donde se guardarán todos los correos.

Creamos una carpeta que en este ejemplo la llamaremos CORREOS_THUNDERBIRD dentro de nuestra carpeta de Dropbox, Mega o cualquier carpeta sincronizada en la nube.


Ojo: La carpeta tiene que tener todos los permisos de escritura.


PASO 3: Configuramos nuestras carpetas locales en Thunderbird

En la columna izquierda de Thunderbird, nos situamos encima de "Carpetas locales" y pulsamos el botón derecho del ratón y accedemos a "Configuración"

Se nos abrirá una ventana donde haremos clic en  "Carpetas locales"

Dentro de "Almacenamiento de mensajes", Directorio local, le damos a "Examinar" y seleccionamos la carpeta que hemos creado en la nube.

Hacemos clic en Aceptar.




PASO 4: Configuramos nuestra cuenta de email para que se almacene en la nube

Ojo:  Si ya tenemos mensajes en nuestra bandeja de entrada, debemos de hacer una copia de seguridad arrastrando la bandeja de entrada a una carpeta que hayamos creado dentro de "Carpetas locales".

Seguimos en "Configuración de la cuenta"  y seleccionamos "Configuración del servidor" de nuestra cuenta de email.

Desmarcamos la casilla "Dejar los mensajes en el servidor"



Pulsamos el botón "Avanzadas..." que se encuentra más abajo, dentro de Almacenamiento de mensajes.

Seleccionamos: Bandeja de entrada para una cuenta distinta [Carpetas locales]

Marcamos "Incluir este servidor al recibir correo nuevo".


En "Copias y carpetas"  todo tiene que estar en "Carpetas locales"

En "Correo no deseado" marcamos "Mover nuevos mensajes de correo no deseados a" "Carpeta de correo no deseado en: Carpetas locales"

Damos a aceptar y nos saldrá una advertencia de que perderemos los mensajes que tengamos en nuestra bandeja de entrada, pero como he mencionado al principio podemos hacer una copia arrastrando la bandeja de entrada a una carpeta que hayamos creado en en Carpetas locales.


Finalizando

Cerramos Thunderbird y lo volvemos a abrir.  Observamos que ya no aparece nuestra cuentra de correo en la columna izquierda de Thunderbird, porque ya está integrada en "Carpetas locales".

Todos nuestros correos se guardarán en nuestra carpeta en la nube.  y si instalamos Thunderbird en otro equipo podemos apuntar a la misma carpeta sincronizada de la nube y así disponer de todos los correos.

 

Pues esto es todo y el fin de vuestros problemas de almacenamiento del correo corporativo ;)